RSS

Jazz al día - Noticias del Jazzaldia

Todas las noticias del Jazzaldia

Patti Smith pudo con la lluvia y abarrotó la Zurriola

Recital clásico de la influyente Patti Smith , en una playa abarrotada, para el inicio del Jazzaldia donostiarra. La molesta lluvia no desanimó a miles de espectadores, empapados de agua y música

Iñaki Zarata
22/07/10

La han llamado de todo y siempre con simpatía y reconocimiento. Que si madre del rock, abuela del punk, madrina del pop, musa de los años sesenta y otros típicos etcéteras del oficio periodístico. Pero, méritos creativos aparte, Patricia Lee Smith es ante todo unamujer sencilla, directa, cercana, naturalmente sincera y siempre positiva.

Que se lo pregunten sino a esa marea humana que la aclamó ayer noche en la playa donostiarra de la Zurriola, bajo unos cielos en esta ocasión bastante hostiles y que no se animaron a celebrar el chupinazo del Heineken Jazzaldia en su inaugural Jazz Band Ball. Parece que a san Miles Davis, que en el paraíso esté, no le ha gustado que el festival arrancara con rock en vez de jazz. Exactamente la opinión y actitud contraria de Patti Smith & Her Band, sobre el macro Escenario Verde, y de sus miles de admiradores de debajo, sobre la arena marina, o en los alrededores, por las terrazas del Kursaal.

Segunda visita

Era el quinto recital de una gira hispana de seis, que ha pasado por Huelva, Cartagena, Vigo, Madrid y Donostia y que se clausura mañana en el Festival Porta Ferrada de la gerundense Sant Feliu de Guixols.Algunas de las gentes que ayer vibraron en la playa de Gros recordaron seguramente el concierto primero de la Smith en Donostia, en junio del 2007 y en el Victoria Eugenia.

Otros la habrían visto en su mano a mano del Artium gasteiztarra con el ex Hertzainak Gari. O en el recital de 2008, en la sala Santana 27 de Bilbao. Y algún veterano rememoraría aquella soleada y bucólica tarde del festival Pirineos Sur, hace ya algunos años, muy alejada ambientalmente de la humedad marina de Gros.

Los recuerdos al pasado son en este caso obligados porque la señora (Patti cumplirá 64 años en diciembre) de Chicago no varíamucho de esquema grupal, sónico o escénico, en sus conciertos masivos. Sí de repertorio, aunque esté lógicamente obligada a incluir algunas de sus gemas rockeras más populares.

De hecho, a la voz y guitarra acústica de la protagonista, le arropa una formación de fieles veteranos, particularmente el guitarrista y compositor con ella de algunas de sus canciones más notables, Lenny Kaye. El resto de la terna fueron el segundo guitarrista Jack Petruzzelli, el bajista-teclista Tony Shanahan y el batería JayDee Daugherty. Esta vez no estuvo su hijo Jackson a la guitarra. Ni tampoco algunos de sus invitados que sorpresivamente han aparecido en otras ocasiones: Tom Verlaine, Michael REM Stipe...

En su elegante estilo estético desenfadado y con su canosa cabellera ondeando a los en esta ocasión poco amigos vientos cantábricos, Patti reprodujo lo mejor de su ya bien conocida trayectoria artística. La parte más sensual e íntima de sus canciones. También el lado más literario, casi de recitado poético. Y desde luego, su fuerza y energía que la mitificaron en sus comienzos.

Acordes y palabras

Ahora ya sin humedades en la entrepierna, faltaría más. Y sin mayores alardes físicos; no tiene edad como para saltos. Pero concentrando en sus intenciones vocales y en el rasgar de su guitarra esa energía que surge de una larga experiencia creativa sinceramente rebelde. Ya se sabe: «el rock de tres acordes fusionado con el poder de la palabra», autodefinición de su labor musiquera por parte de la propia intérprete.

Patricia Lee recurrió, como es habitual y conocido en sus recitales, a algunas composiciones ajenas que pasa por su particular filtro interpretativo. Como el 'Play with Fire' (Rolling Stones) en versión íntima.

Suena siempre sospechosos el hábito de entrelazar versiones de canciones conocidas; hasta oportunista dirían algunos. Pero la Smith sabe hacerlo demodo personalmente digno y su actitud es de récord: conseguir a sus 63 años, madre y viuda, no sonar AOR (las malditas siglas que definen las músicas «dirigidas a los adultos») sino maduramente fresca, clásicamente actual.

Fiesta colectiva.

Actualiza su mensaje con nuevas realidades personales o colectivas. Y ahí está ese giro de su 'set list', cantando al reconocido escritor chileno Roberto Bolaño, ya fallecido. Arrancó muy oportunamente con 'Redondo Beach' y siguió con 'Space Monkey' y 'Free Money'.Dedicó una improvisaciónmuy folk a San Sebastián y a la lluvia, en la que prometió volver con su cámara fotográfica. Y aceleró en el final del recital, con la lluvia incómodamente presente, con sus emblemáticas 'Because the Night', 'Give the Power to the People' o su esperada 'Gloria'.

Había anunciado Patti una celebración colectiva y aunque Eolo y sus amigos de arriba no ayudaron, la gran cita inaugural del HeinekenJazzaldia fue una fiesta colectiva.

Programa del Jazzaldia



Top Jazzaldia

Espectadores del sábado

  • George Benson: 1.774
  • The Claudia Quintet, Archie Shepp Quartet + Mina Agossi: 1.537
  • The Divine Comedy: 4.500
  • The Pains of Being Pure at Heart: 11.000
  • The Jouby’s: 3.200
  • New Project Swing Orchestra: 3.000
  • Frederic Borey Quartet: 250
  • Los Wachisneis: 450
  • Antoni Tolmos Trio: 550
  • Pájaro Sunrise: 300



Descarga programa del Heineken Jazzaldia en PDF

AMIGOS
Heineken Jazzaldia Donostia - San Sebastián

Ya somos más de 2.900 los que seguimos a Heineken Jazzaldia Donostia - San Sebastián de Diariovasco.com en facebook